Pantallas Gigantes
Led

Las pantallas gigantes led son destinadas a instalaciones exteriores o interiores de gran amplitud. Aunque su principal uso ha sido publicitario y comercial, recientemente se han incorporado al sector de imagen premium para uso residencial. Ello ha sido posible gracias a la evolución de las ratios pixel pitch – distancia entre el centro de un píxel al contiguo – hacia una mejor calidad de visionado en distancias cortas.

En uso comercial, estas pantallas proporcionan un gran área publicitaria, lo que las hace eficazmente visibles para el público.

pantalla gigante de led

Temperatura de color

El primer factor que determina la calidad de los colores es la temperatura.Porque es importante que todos los colores aparezcan en el tono deseado.Para obtener la máxima calidad, es deseable utilizar pantallas de 3.000 k a 6.500 K para reproducir la gama de tonos más amplia posible.Si desea asegurarse de que los colores se reproduzcan perfectamente en la pantalla,puede hacer balance de blancos para asegurarse de que se reproduzcan en el tono ideal.

Análisis de brillo

Si el brillo de la pantalla LED de alta calidad es bueno,el contenido será visible incluso si el sol golpea la pantalla directamente.Para obtener la mejor calidad,debe tener un brillo de 6,000 nits para pantallas exteriores,entre 1,500 y 3,000 para pantallas interiores y 1,500 para pantallas externas y solo para interiores.

Contraste

Resulta necesario conocer la diferencia entre la intensidad de la iluminación de los blancos absolutos y el tono de negro. La pantalla led de alta calidad proporciona un alto rango dinámico con una reproducción de color premium.

La posibilidad de regular y elegir gammas redundará en una configuración óptima bajo cualquier circunstancia de visionado, pudiendo establecer las caídas en niveles de relación de micro contrastes también en rangos medios de luminosidad.

Ángulo de visión

Dependiendo de cómo use la pantalla led, debemos posicionarla de manera diferente. Los ángulos de visión horizontal y vertical deberían colocarse entre 120 y 160º por regla general.

En el centro perpendicular a la superficie de la pantalla cualquier pantalla muestra la mejor imagen. Sin embargo, pantallas de gama alta permiten que el espectador pueda visualizar correctamente la emisión en posiciones angularmente alejadas de aquella, aportando mayor versatilidad al dispositivo y pudiéndose adaptar a diferentes circunstancias o necesidades del visionado.

Frecuencia de refresco

La frecuencia de refresco es la frecuencia con la que la pantalla se actualiza con una nueva imagen expresada en hercios (número de ciclos en 1 segundo). Cuanto mayor sea la frecuencia de actualización, mejor será la calidad de la imagen.

Las mejores pantallas admiten tasas de refresco de 120Hz, 144hz e incluso 240Hz, lo que garantiza una visualización de contenido extremadamente fluida incluso con las necesidades de procesamiento visual más exigentes.

Diseñadas para resistir durante muchos años y soportar exposiciones a la luz incidente en su superficie de visión sin afectar a su rendimiento, están equipadas con led de alto brillo que garantiza suficiente visibilidad incluso bajo la luz solar directa. El sistema de ajuste automático se adapta a las condiciones ambientales  proporcionando una claridad de imagen óptima.

La tecnología DVLed de LG que utiliza píxeles auto emisivos – por tanto no necesitan luz trasera, lo que incrementa el contraste y elimina problemas de blooming – y la tecnología Qled desarrollada por Samsung – basada en quantum dots – mejoran la experiencia visual en términos de brillo y contraste proporcionando imágenes más claras y mayor exactitud en lo referente a la colorimetría.

Las mejores marcas
de Pantallas Gigantes de Led